Categorías
Alimentación Saludable Salud

Hábitos para sonreír toda la vida: tips para una buena salud bucal

Una buena salud bucodental se consigue a través de buenos hábitos de higiene y es indispensable para preservar nuestra salud y bienestar. Hoy te contamos cuáles son esos hábitos que debes tener presente a diario para tener una sonrisa sana.

De acuerdo con la OMS, una buena salud bucodental es “la ausencia de dolor orofacial, cáncer de boca o de garganta, infecciones y llagas bucales, enfermedades periodontales (de las encías), caries, pérdida de dientes y otras enfermedades y trastornos que limitan en la persona afectada la capacidad de morder, masticar, sonreír y hablar, al tiempo que repercuten en su bienestar psicosocial”.

  1. Cepilla tus dientes por lo menos 2 veces al día: es el principio básico para una buena higiene. En este sentido, es importante cepillarse después de cada comida. Además, es clave hacer uso de la seda dental para prevenir la acumulación de bacterias. 
  1. Elige una correcta crema dental: puedes optar por elegir la que contenga flúor y calcio. Estos dos ingredientes protegen a tus dientes de ácidos mientras fortalecen el esmalte y la estructura. También dependerá de las necesidades de cada persona: blanqueadoras, anticaries, para dientes sensibles, etc.
  1. Ten presente la técnica de cepillado: cepillarse correctamente es fundamental para el cuidado de los dientes. La forma de hacerlo importa mucho al momento de eliminar las bacterias. Consulta con tu dentista cuál es la mejor forma de hacerlo. 
  1. Acude al dentista regularmente: por lo menos una vez al año considera visitar a tu dentista para revisar periódicamente el estado de tu salud dental y prevenir enfermedades. 
  1. Elimina el consumo de tabaco: los componentes nocivos que posee el tabaco generan enfermedades bucodentales. Además potencia la sequedad e irritación de las mucosas de la boca y de las vías respiratorias, por lo que no existe una correcta oxigenación y se produce el mal aliento.
  1. Hidrátate lo suficiente: La hidratación es indispensable para tener la cantidad de saliva necesaria, lo que permite evitar la boca seca y reducir las bacterias que se asocian a caries y enfermedades de las encías.