Categorías
Salud

¿Cómo empezar a tener un estilo de vida más saludable? Conoce los hábitos que necesitas

Empezar a llevar un estilo de vida saludable es uno de los propósitos que nos trazamos a lo largo de nuestra vida. Estar saludable va más allá de la existencia o no de alguna enfermedad, se trata de un completo bienestar físico y emocional, el cual depende de nosotros. Allí entran factores claves como la alimentación, la actividad física, el autocuidado y la relación con el entorno. Hoy en nuestro blog te contamos cuáles son esos hábitos que nos llevarán a tener un estilo de vida más sano.

Alimentación balanceada

Comer sano no es comer menos, significa consumir los alimentos contemplados en la pirámide nutricional, pero en las proporciones adecuadas. Por su parte, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades indica que “Un plan de alimentación que ayuda a controlar su peso incluye una variedad de alimentos saludables. Agregar una variedad de colores a su plato es como si estuviera comiendo un arcoíris. Las verduras de hoja verde oscura, las naranjas y los tomates—incluso las hierbas frescas—están llenos de vitaminas, fibra y minerales. Agregar pimientos, brócoli o cebollas congelados a guisos y tortillas aumenta el color y los nutrientes”.

Las entidades mundiales de salud recomiendan comer abundantes verduras, hortalizas frescas y legumbres, junto con pescado fresco. Además, evitar al máximo consumir productos que contengan grasas saturadas y azúcares.

Deja a un lado los hábitos que afectan tu salud

El consumo excesivo de alcohol y tabaco tienen incidencias negativas en la salud. Los estudios científicos confirman que el consumo de alcohol aumenta el riesgo de algunas enfermedades y ciertos tipos de cáncer.

Controla tu peso

La Organización Mundial de la Salud recomienda equilibrar nuestro peso corporal con el fin de disminuir el riesgo de sufrir problemas de salud como la diabetes, hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares.

Reduce el consumo de sal

Un elevado consumo de sal contribuye a la hipertensión arterial y aumenta el riesgo de cardiopatía y accidente cerebrovascular. Un consumo de sal inferior a 5 gramos diarios en adultos contribuye a disminuir la tensión arterial y otras enfermedades.

Disminuye el estrés

Llevar un estilo de vida estresante afecta al sistema inmune. Para reducir el estrés debes integrar en tu rutina diaria actividades que puedan ayudar a relajarte: ejercicios de respiración, meditación, compartir tiempo en familia o escuchar música.

Realiza actividad física regularmente

Para conseguir un bienestar integral, debemos implementar rutinas de ejercicios a diario. La actividad física no solamente nos ayuda a mejorar el estado físico, sino también nuestra salud emocional, contribuye a la prevención de enfermedades, ayuda a disminuir el estrés y nos permite dormir mejor.

Equilibrio mental

Una mente sana ayuda a tener un cuerpo sano. Situaciones como el estrés, la ansiedad o el cansancio son señales de que el estado mental no es del todo saludable. Revisa aquello que en tu día a día no te permite equilibrar tus emociones y trabaja en ello. El bienestar emocional va de la mano con el bienestar físico.

Recuerda poner en práctica estos hábitos saludables en tu día a día. Es momento de cuidar nuestra salud más que nunca y la de los que te rodean. Sigue conectado nuestro blog con las recomendaciones para el cuidado de tu salud y la de tu familia.