Categorías
Salud

Lactancia materna: descubre sus beneficios en la nutrición y desarrollo de los bebés

La leche materna es el alimento natural que aporta el equilibrio de macronutrientes, minerales, vitaminas y otros elementos que ayudan al bebé a tener un desarrollo adecuado en su crecimiento. Durante sus primeros 6 meses de vida es fundamental, por lo cual la Organización Mundial de la Salud recomienda que sea exclusiva durante este periodo y complementaria hasta los 2 años.

En la Semana de la Lactancia Materna te contamos la importancia y los beneficios de la leche materna para la salud y el desarrollo del bebé.

Expertos indican que, además de ser uno de los alimentos más beneficiosos, “es remedio, vacuna, amor y es el mejor antídoto contra la desnutrición crónica”.

La leche materna incorpora células y anticuerpos extraídos del sistema inmunológico humano y estos compuestos actúan como protectores contra las infecciones y moderadores del desarrollo. Además, cumple funciones inmunológicas, antibacteriales, antivirales y antiparasitarias. De esta manera, es primordial para fortalecer el sistema inmune del bebé y protegerlo de futuras enfermedades.

Sin embargo, con la lactancia materna no solamente se benefician los bebés. Por su parte, las madres también obtienen varios beneficios, desde el vínculo especial que crea entre madre e hijo, hasta múltiples beneficios relacionados con la salud. De acuerdo con la OMS: “la lactancia materna reduce el riesgo de cáncer de mama y de ovario, además de disminuir el riesgo de sufrir depresión postparto o diabetes de tipo 2”.

¿Qué es el calostro y por qué es importante?

El calostro es el líquido precursor de la leche materna. Es segregado por las glándulas mamarias durante el periodo de embarazo y los días posteriores al parto. Este líquido proporciona al bebé todo lo que necesita en sus primeros días de vida.

Este líquido es fundamental en el desarrollo del sistema inmune del bebé, ya que hasta dos terceras partes de las células del calostro son glóbulos blancos, las cuales protegen contra las infecciones. Estos anticuerpos actúan especialmente para combatir problemas intestinales y la diarrea.

Asimismo, aporta sustancias protectoras para el bebé como inmunoglobulina A y la lactoferrina, linfocitos, macrófagos, entre otros que son muy importantes para la inmadurez del sistema inmunológico del bebé.

La importancia de una correcta alimentación de la madre durante el periodo de lactancia

Una madre lactante con un bajo estado nutricional, puede generar un círculo de malnutrición entre ella y el bebé, lo que puede implicar algunos efectos negativos para su salud.

Algunas recomendaciones que dan los expertos en cuanto a la alimentación durante el periodo de lactancia son tomar 4 porciones de lácteos al día (leche, yogur, queso fresco), ya que son fuente de calcio y zinc requeridos. Así como también consumir legumbres y carnes: frijol, lentejas, garbanzos, arvejas y habas secas, además de carnes y vísceras rojas que son fuente de hierro.

De esta manera, la leche materna es muy importante en los primeros meses de vida del bebé, es un acto de amor que fortalece el vínculo entre madre e hijo y ofrece múltiples beneficios para la salud de ambos. ¡Lactancia es amor!