Categorías
Alimentación Saludable Salud

Hábitos para el crecimiento saludable de los niños

Para un crecimiento óptimo de tus hijos, es vital adoptar hábitos saludables como beber agua, tener una alimentación saludable, hacer ejercicio, descansar y compartir tiempo de calidad con ellos. A continuación, te compartimos 5 consejos para guiar su camino hacia un crecimiento saludable. 

  1. Comer de forma sana y equilibrada: Una dieta saludable consiste en incluir todos los nutrientes, pero en la proporción adecuada, teniendo cuidado con azúcares y grasas. Debemos incluir menos comidas rápidas y más frutas, verduras, cereales y demás alimentos que son importantes para la salud. 
  1. Cultivar buenas costumbres al comer: No solo se trata de comer sano, sino de saber comer. Hábitos como tomar un buen desayuno antes de ir al colegio, comer siempre a la misma hora y dedicar un espacio especial para la comida evitando distracciones. 
  1. No descuidar la actividad física: Junto con la alimentación, el ejercicio es esencial para que los niños se desarrollen correctamente. Puedes ayudarles a promover actividades como practicar algún deporte, correr o cualquier otra actividad física. 
  1. Menos pantallas: Uno de los hábitos más frecuentes en el último tiempo es la sobreexposición a las pantallas de celulares y ordenadores. Lo aconsejable es sustituir esas actividades por otros hábitos saludables como la lectura, el deporte, los juegos de mesa o las manualidades.
  1. Comparte tiempo de calidad con ellos: La comunicación, el afecto y compartir con tus hijos es otro elemento primordial para su crecimiento emocional. No olvides realizar actividades en familia, esto promueve su autoestima, confianza y seguridad. La comunicación es esencial para mantener una buena relación. Habla con tus hijos sobre sus gustos, inquietudes y demás temas, para así fomentar la confianza. 

Categorías
Alimentación Saludable Salud

7 alimentos ricos en colágeno para cuidar tus huesos y piel

El colágeno es un componente importante para la piel, ayuda a aliviar dolores de las articulaciones, contribuye a aumentar la masa muscular y muchos más beneficios para la salud. Por eso hoy queremos que conozcas algunos alimentos ricos en colágeno que debes incluir en tu dieta para la salud de tu piel, huesos, tendones y articulaciones. 

Carne

Entre los alimentos de origen animal, la carne es una de las mejores fuentes de colágeno. Este alimento proporciona los aminoácidos suficientes para que los cartílagos y las articulaciones estén en buen estado. Los expertos recomiendan escoger carne magra como el pollo, el pavo o el conejo. De este modo, evitamos las grasas saturadas que contiene la carne roja.

Pescado azul

Es importante incluir en tu dieta semanal un plato de sardinas o unos filetes de salmón. Contribuye a la salud de tu piel y tus huesos, además de tu salud cardiovascular. 

Huevos

A pesar de que su principal cualidad es su aporte proteico, este alimento también se destaca como productor de colágeno y ayuda a que la masa ósea esté fuerte. Los expertos indican una dieta equilibrada que incluya dos huevos a la semana.

Limón 

Además de los alimentos, algunas frutas y verduras son una fuente de colágeno. Por su parte, los limones contribuyen en la producción de esta proteína, por lo cual, hace que nuestra piel se vea más tersa y rejuvenecida.

Cebolla

Si aún dudabas en incluir cebolla en tu alimentación diaria, te contamos que esta también es una fuente de colágeno. Esta hortaliza contiene azufre, lo que ayuda a mejorar la circulación sanguínea (incluida la del cuero cabelludo), aumentando la producción de colágeno. 

Frutos secos 

Alimentos como nueces, pistachos, avellanas, piñones pueden aportar al cuidado de la piel por su alto contenido en ácidos grasos omega 3, omega 6 y omega 9 que estimulan la producción de colágeno

Postres de gelatina

Este alimento ayuda a mejorar estructuras del organismo fundamentales como los huesos, cartílagos, tendones y ligamentos. Incluso, son recomendados para personas que sufren de artrosis y osteoporosis.

¿Por qué es tan importante el colágeno? 

El colágeno es una sustancia que produce nuestro cuerpo de manera natural, pero que con la edad, va dejando de generar. Es por eso, que a partir de los 30 años debemos prestar mucha atención a nuestra alimentación y consumir alimentos que ayudan a mantener el buen estado de las articulaciones, piel, huesos, músculos y tendones. 

Te invitamos a seguir conectado con nuestras redes sociales y nuestro blog para vivir un 2022 lleno de mucha salud y bienestar. 

Categorías
Salud

¿Cómo empezar a tener un estilo de vida más saludable? Conoce los hábitos que necesitas

Empezar a llevar un estilo de vida saludable es uno de los propósitos que nos trazamos a lo largo de nuestra vida. Estar saludable va más allá de la existencia o no de alguna enfermedad, se trata de un completo bienestar físico y emocional, el cual depende de nosotros. Allí entran factores claves como la alimentación, la actividad física, el autocuidado y la relación con el entorno. Hoy en nuestro blog te contamos cuáles son esos hábitos que nos llevarán a tener un estilo de vida más sano.

Alimentación balanceada

Comer sano no es comer menos, significa consumir los alimentos contemplados en la pirámide nutricional, pero en las proporciones adecuadas. Por su parte, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades indica que “Un plan de alimentación que ayuda a controlar su peso incluye una variedad de alimentos saludables. Agregar una variedad de colores a su plato es como si estuviera comiendo un arcoíris. Las verduras de hoja verde oscura, las naranjas y los tomates—incluso las hierbas frescas—están llenos de vitaminas, fibra y minerales. Agregar pimientos, brócoli o cebollas congelados a guisos y tortillas aumenta el color y los nutrientes”.

Las entidades mundiales de salud recomiendan comer abundantes verduras, hortalizas frescas y legumbres, junto con pescado fresco. Además, evitar al máximo consumir productos que contengan grasas saturadas y azúcares.

Deja a un lado los hábitos que afectan tu salud

El consumo excesivo de alcohol y tabaco tienen incidencias negativas en la salud. Los estudios científicos confirman que el consumo de alcohol aumenta el riesgo de algunas enfermedades y ciertos tipos de cáncer.

Controla tu peso

La Organización Mundial de la Salud recomienda equilibrar nuestro peso corporal con el fin de disminuir el riesgo de sufrir problemas de salud como la diabetes, hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares.

Reduce el consumo de sal

Un elevado consumo de sal contribuye a la hipertensión arterial y aumenta el riesgo de cardiopatía y accidente cerebrovascular. Un consumo de sal inferior a 5 gramos diarios en adultos contribuye a disminuir la tensión arterial y otras enfermedades.

Disminuye el estrés

Llevar un estilo de vida estresante afecta al sistema inmune. Para reducir el estrés debes integrar en tu rutina diaria actividades que puedan ayudar a relajarte: ejercicios de respiración, meditación, compartir tiempo en familia o escuchar música.

Realiza actividad física regularmente

Para conseguir un bienestar integral, debemos implementar rutinas de ejercicios a diario. La actividad física no solamente nos ayuda a mejorar el estado físico, sino también nuestra salud emocional, contribuye a la prevención de enfermedades, ayuda a disminuir el estrés y nos permite dormir mejor.

Equilibrio mental

Una mente sana ayuda a tener un cuerpo sano. Situaciones como el estrés, la ansiedad o el cansancio son señales de que el estado mental no es del todo saludable. Revisa aquello que en tu día a día no te permite equilibrar tus emociones y trabaja en ello. El bienestar emocional va de la mano con el bienestar físico.

Recuerda poner en práctica estos hábitos saludables en tu día a día. Es momento de cuidar nuestra salud más que nunca y la de los que te rodean. Sigue conectado nuestro blog con las recomendaciones para el cuidado de tu salud y la de tu familia.

Categorías
Salud

Claves para fortalecer las defensas a través de la alimentación

El sistema inmunológico es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones, como los virus y las bacterias. En tiempos de pandemia, debemos estar más prevenidos que nunca y realizar acciones que aporten al cuidado de nuestras defensas. Una dieta equilibrada y saludable es fundamental para fortalecer el sistema inmune y mantenernos sanos. Conoce cómo lograrlo. 

Además de la alimentación, es muy importante llevar otros hábitos de vida saludable como la actividad física regular, buenas prácticas de higiene, evitar situaciones que generen estrés y dormir lo suficiente. En GIMED pensamos en el cuidado de tu salud y bienestar, por eso compartimos algunas recomendaciones para ayudar a fortalecer las defensas a través de una buena alimentación.

  • Vitamina C: Además de ser un antioxidante, la vitamina C nos ayuda a reforzar nuestro sistema inmunológico, por lo que es importante incluirla en nuestra dieta. Dentro de los alimentos ricos en esta vitamina se encuentran las frutas cítricas, como las naranjas, pomelos y kiwis; pimientos rojos y verdes. Y en verduras está presente en alimentos como el brócoli, las fresas, el melón y el tomate. 
  • Consume suficiente fibra: Una alimentación con un alto contenido de fibra nos ayuda a mantener la salud intestinal, reducir los niveles de colesterol, ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre y a mantener un peso saludable, entre otros beneficios. Por lo cual, se recomienda aumentar el consumo de verduras, frutas, legumbres, cereales integrales, quinua y tubérculos. Esto ayudará al intestino e indirectamente al sistema inmune. Algunos alimentos ricos en fibras son: los espárragos, remolacha, alcachofa, lentejas, arvejas, frutos secos, entre otros.  Las lentejas, por ejemplo, aportan gran cantidad de hierro y de zinc, minerales que fortalecen el sistema inmune y contienen vitamina B6, que ayudan a generar linfocitos para combatir infecciones.
  • Vitamina D: contribuye en la activación de las defensas del organismo. Igualmente, favorece la nutrición de los músculos evitando la aparición de malestares asociados al cansancio y la debilidad muscular. De esta manera, es recomendable consumir alimentos ricos en Vitamina D, como lo son: los pescados azules, hongos y setas como champiñones, mariscos, hígado de animales, huevos (yema), cereales, entre otros. 
  • Alimentos que contengan vitamina B3: esta vitamina multiplica la eficacia del sistema inmune. La podemos encontrar en alimentos como las carnes rojas, el pescado, los tomates, el pollo o los huevos. 
  • Utilizar ajo y cebolla en los alimentos: esto nos permite beneficiarnos de sus propiedades antivirales y antibacterianas. Puede ser utilizada en purés, sopas o ensaladas. 
  • Otros aliados para las defensas del cuerpo: además de incluir estos alimentos en nuestra dieta diaria, es fundamental mantener hábitos saludables como evitar el sedentarismo realizando actividad física moderada (la OMS recomienda 150 minutos semanales), evitar el estrés crónico, mantener un peso saludable, evitar el consumo de tabaco y alcohol, descansar lo suficiente y mantenernos hidratados. 

Recuerda que es tiempo de protegernos y llevar hábitos saludables que nos ayuden a prevenir enfermedades. Sigue nuestro blog y seguirás encontrando recomendaciones para el cuidado de tu salud y la de tu familia. 

Fuentes:

ABC Bienestar https://bit.ly/2OOJAOj

Clínica Universidad de los Andes:
https://www.clinicauandes.cl/noticia/alimentos-que-fortalecen-el-sistema-inmunologico

Información.es

https://www.informacion.es/ocio/gastronomia/2020/03/16/descubre-cuidar-defensas-traves-dieta-4786412.html