Categorías
Alimentación Saludable Salud

¿Qué es el autocuidado y cómo ponerlo en práctica?

El autocuidado es considerado por la OMS como “la capacidad de las personas, las familias y las comunidades para promover la salud, prevenir enfermedades, mantener la salud y hacer frente a las enfermedades y discapacidades con o sin el apoyo de un proveedor de atención médica”. Pero, ¿Qué traduce esto y cómo lo podemos aplicar a nuestra vida diaria? Hoy te contamos qué es el autocuidado, sus beneficios y cómo llevarlo a cabo. 

¿Tomas tiempo para cuidar tu bienestar?, ¿cuidas tu salud física, emocional, mental y espiritual? Si lo estás haciendo, ¡felicitaciones! Si aún no es así, quizás es hora de incluir ciertos hábitos en tu vida.

Practicar el autocuidado consiste en dedicar un tiempo para ti mismo, para tu bienestar y tu salud, esto te permite sentirte más feliz y pleno. 

Para ello, es importante reconocer que cada persona es responsable de su bienestar. Sin embargo, para conocer un poco más del autocuidado, es importante dividirlo en diferentes tipos: físico, emocional, social y cognitivo. A continuación, te compartimos algunas pautas que debes seguir para cada uno.

Físico: Dormir bien, descansar lo suficiente, comer sano y hacer deporte.

Emocional: Autoperdón, mantenerte positivo, ser resiliente y manejar el estrés.

Social: Saber pedir ayuda, ser escuchado, dar afecto y cultivar relaciones sanas.

Cognitivo: Meditar, conectar con la naturaleza, disfrutar del silencio y leer. 

A partir de allí, debemos cultivar hábitos de autocuidado en tu vida diaria que puedan mantener un equilibrio entre lo físico y lo emocional.

¿Qué beneficios trae el autocuidado? 

  • Mejora tu productividad: Con el autocuidado sacas tiempo para las cosas más importantes y aprendes a decir “no”. Ayuda a enfocarte y concentrarte en lo que estás haciendo y lo que es realmente importante para ti. 
  • Mejora tu autoestima: Cuando dedicas tiempo a ti mismo te sientes mejor, aprendes a conocerte, mejoras tu diálogo interno y te ayuda a ver la vida de una manera más positiva. 
  • Mayor capacidad para manejar el estrés: El autocuidado te ayuda en la generación de respuestas alternativas para afrontar situaciones de estrés. 
  • Mejor calidad de vida: Si el autocuidado es un pilar fundamental en tu vida, tú y tu entorno familiar tendrán una mejor calidad de vida para enfrentar el día a día. Además, contribuye a mejorar las relaciones personales. 
Categorías
Alimentación Saludable Deporte Salud

Hábitos saludables para prevenir la obesidad

En el Día Mundial de la Obesidad, nos sumamos a esta conmemoración para crear conciencia sobre la importancia de llevar hábitos de vida saludable en nuestra vida diaria, con el fin de prevenir enfermedades. Es importante entender que la buena alimentación y la actividad física son fundamentales para una vida sana.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la obesidad y el sobrepeso se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Un índice de masa corporal (IMC) superior a 25 se considera sobrepeso, y superior a 30, obesidad. 

Esta enfermedad ha traído consigo una serie de problemas serios para la salud y muchas muertes por causas relacionadas con el sobrepeso o la obesidad. Por lo cual, es fundamental adquirir hábitos saludables que impidan su aparición. Hoy te contamos algunas recomendaciones para combatir la obesidad. 

  1. Come lo suficiente y respeta los horarios: Recuerda que saltarnos los horarios de las comidas y no tener un buen control, nos traerá trastornos como el aumento de la acumulación de grasa en el organismo, y con ello el sobrepeso. Intenta comer a la hora adecuada y no te saltes las comidas. Por más movido que esté nuestro día, es importante sacar un tiempo exclusivo para comer con calma. 
  1. Dile adiós al tabaco: Fumar está asociado a muchas enfermedades, igualmente con el aumento de peso. Si eliminas este hábito de tu vida, a largo plazo traerá muchos beneficios para la salud.
  1. Mantente activo: Una de las maneras más efectivas y recomendadas por los médicos para combatir la obesidad es mantenerse activo, una correcta rutina de ejercicio durante la semana bastará para sentirte mejor y reducir la posibilidad de padecer obesidad. Puedes realizar actividades como salir a caminar, correr, andar en bicicleta, nadar, ir al gimnasio, etc.
  1. Mide tus niveles de glucosa: Tal vez no le prestes atención o nunca te hayas medido los niveles de glucosa, pero conocerlos es importante para detectar índices irregularmente elevados, incluso pueden ayudar a estar alerta a una posible prediabetes. Estas medidas son fundamentales en la prevención de enfermedades. 
  1. Comer varias veces al día fruta y verdura: Una dieta abundante en frutas y verduras ayuda a mantener una alimentación equilibrada. Además, es importante también consumir legumbres, cereales integrales y frutos secos.
  1. Promover la comida casera: A veces el afán del día a día nos lleva a comer en la calle a diario, esta es una acción que debemos limitar si queremos evitar problemas de salud relacionados con la obesidad. “Comer en casa, charlar alrededor de la mesa en familia y preparar los alimentos de manera casera son prácticas que pueden mejorar el consumo de comidas saludables en su hogar”, indican los expertos. 
  1. La hidratación, la mejor aliada: Mantener el cuerpo hidratado es muy importante para la prevención de las enfermedades, incluyendo la obesidad. Muchos expertos recomiendan beber entre ocho y diez vasos de agua al día, ya que ayudan en la limpieza y desintoxicación de las impurezas del cuerpo.

Todas estas recomendaciones son fundamentales para llevar una vida más saludable y activa. La prevención de la obesidad empieza cambiando tus hábitos y con pequeñas acciones diarias que después tu cuerpo agradecerá. 

Igualmente, no olvides realizarte chequeos médicos regulares para el control de tu estado de salud. En Gimed pensamos en tu salud.