Categorías
Salud

¿Cómo tomar el sol para absorber vitamina D?

Los expertos indican que tomar entre 10 y 15 minutos diarios de sol son suficientes para obtener la cantidad de vitamina D que tu cuerpo necesita. Sin embargo, en esta nueva entrada de nuestro blog te contamos cómo tomar el sol de manera saludable y sin poner en peligro la salud de la piel. 

Una protección adecuada

Es fundamental protegerse del sol para evitar sus efectos adversos. Por lo cual, lo más recomendable es escoger un factor de protección adecuado para cada tipo de piel. Además, presta mucha atención a la cara y consulta qué tipo de producto debes utilizar. 

Distribuye las horas de sol 

Los primeros contactos con el sol deben ser de entre 10 y 30 minutos, aumentando paulatinamente ese tiempo de exposición. No es recomendable pasar varias horas bajo el sol. El protector solar puede hacer que obtengas un poco menos de vitamina D, pero es una medida importante de protección. 

Evita el sol de mediodía 

Aunque utilices protección solar, existen momentos del día donde el sol puede afectar mayormente la piel, tal como son las horas centrales del día, ya que puede afectar de una forma más agresiva a la piel y podría causarnos problemas de salud. 

¿Cuáles son las mejores horas para tomar el sol?

Lo más adecuado es tomar el sol unos minutos por la mañana, antes del mediodía, o en las horas de la tarde, a partir de las 5 o 6 de la tarde. Esto va a depender también de la estación del año y el lugar donde te encuentres. 

Alimentos que contienen vitamina D

Recuerda que además del sol, es importante incluir alimentos ricos en vitamina D, la mayoría de origen animal: 

  • Pescados azules: salmón, atún, caballa, etc.
  • Lácteos: leche entera y derivados, principalmente mantequilla y algunos tipos de queso.
  • Huevos: especialmente la yema.
  • Hígado: de cerdo, ternera y pollo.
  • Mariscos: ostras, langostinos, almejas, etc.
Protege tus ojos

Además del bloqueador solar, es importante protegerse con unas buenas gafas de sol. También una gorra o un sombrero te ayudarán a protegerte aún más. Asimismo, es esencial llevar una vestimenta que te cubra, como una camisa de manga larga cuando sea posible. 

Fuentes: Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, Mundo Deportivo y Elmundo.es 

Categorías
Alimentación Saludable Salud

5 alimentos ricos en Vitamina C para fortalecer tus defensas

Es tiempo de cuidar nuestras defensas y a través de la alimentación podemos lograrlo. La vitamina C es un micronutriente que tiene gran influencia sobre el  sistema inmune. Hoy te invitamos a que conozcas 5 alimentos que deberías incluir en tu dieta para aportar una dosis extra de vitamina c. 

Entre las funciones de este nutriente esencial para el cuerpo, estudios científicos han podido comprobar que esta vitamina tiene la capacidad de reducir los síntomas del resfriado. Asimismo, funciona como antioxidante, y también es fundamental para estimular la producción de colágeno. 

Sin embargo, para conseguir los niveles adecuados de vitamina c debemos tener en cuenta que es una vitamina hidrosoluble, por lo cual necesitamos consumir una cantidad suficiente de este nutriente cada día, para contar con unos niveles adecuados. 

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud, “la dosis requerida por cada persona depende de factores como la edad o el sexo”. Esto quiere decir que un hombre adulto necesita alrededor de 90 mg de ácido ascórbico cada día, mientras que una mujer adulta requiere de unos 75 mg al día. 

8 alimentos ricos en vitamina c: 

Pimientos rojos: aporta unos 139 mg por cada 100 gramos de alimento, lo cual suple las necesidades diarias de vitamina c de una persona adulta. Igualmente, es rico en vitamina A, lo cual contribuye al cuidado de la piel, el cabello, las uñas y la vista.

Kiwi: el kiwi posee 92,17 miligramos de vitamina C por cada 100 gramos. Es decir, casi el doble que una naranja.

Brócoli: este alimento es un buen aliado para fortalecer nuestras defensas, ya que en 100 gramos hay 89 mg. de vitamina C.

Uva: La uva contiene 90 mg de ácido ascórbico por cada 100 gramos. Diferentes estudios indican que el extracto de la piel de las uvas protege del virus de la gripe. 

Fresas: Una de las frutas con mayor sabor que podemos encontrar. Permite su uso como ingrediente en numerosas elaboraciones, pero también destaca por aportar 70 mg de vitamina C por cada 100 gramos de alimento.

Guayaba: Esta fruta tiene muchos componentes que aportan a la salud. Aporta vitamina C, al igual que provitamina A, vitaminas del grupo B, y minerales como el potasio. Además, tiene un suave efecto laxante para el organismo. Contiene 60 mg por cada 100 gramos de alimento.

Perejil: Además de darle sabor a nuestras comidas, el perejil es una importante fuente de vitamina C. En 100 gramos de perejil hay unos 150 mg. de este nutriente. 

Papaya: Esta fruta además de ser una buena fuente de ácido fólico y vitamina A, también proporciona una suficiente dosis de vitamina C, ya que en 100 gramos contiene unos 70 mg. 

Una alimentación saludable es fundamental para prevenir enfermedades. La dosis adecuada de vitamina C contribuye a estar sanos en una época donde debemos seguirnos cuidando. 

Fuentes: Vitonica.com y BBC