Categorías
Salud

¿Cómo empezar a tener un estilo de vida más saludable? Conoce los hábitos que necesitas

Empezar a llevar un estilo de vida saludable es uno de los propósitos que nos trazamos a lo largo de nuestra vida. Estar saludable va más allá de la existencia o no de alguna enfermedad, se trata de un completo bienestar físico y emocional, el cual depende de nosotros. Allí entran factores claves como la alimentación, la actividad física, el autocuidado y la relación con el entorno. Hoy en nuestro blog te contamos cuáles son esos hábitos que nos llevarán a tener un estilo de vida más sano.

Alimentación balanceada

Comer sano no es comer menos, significa consumir los alimentos contemplados en la pirámide nutricional, pero en las proporciones adecuadas. Por su parte, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades indica que “Un plan de alimentación que ayuda a controlar su peso incluye una variedad de alimentos saludables. Agregar una variedad de colores a su plato es como si estuviera comiendo un arcoíris. Las verduras de hoja verde oscura, las naranjas y los tomates—incluso las hierbas frescas—están llenos de vitaminas, fibra y minerales. Agregar pimientos, brócoli o cebollas congelados a guisos y tortillas aumenta el color y los nutrientes”.

Las entidades mundiales de salud recomiendan comer abundantes verduras, hortalizas frescas y legumbres, junto con pescado fresco. Además, evitar al máximo consumir productos que contengan grasas saturadas y azúcares.

Deja a un lado los hábitos que afectan tu salud

El consumo excesivo de alcohol y tabaco tienen incidencias negativas en la salud. Los estudios científicos confirman que el consumo de alcohol aumenta el riesgo de algunas enfermedades y ciertos tipos de cáncer.

Controla tu peso

La Organización Mundial de la Salud recomienda equilibrar nuestro peso corporal con el fin de disminuir el riesgo de sufrir problemas de salud como la diabetes, hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares.

Reduce el consumo de sal

Un elevado consumo de sal contribuye a la hipertensión arterial y aumenta el riesgo de cardiopatía y accidente cerebrovascular. Un consumo de sal inferior a 5 gramos diarios en adultos contribuye a disminuir la tensión arterial y otras enfermedades.

Disminuye el estrés

Llevar un estilo de vida estresante afecta al sistema inmune. Para reducir el estrés debes integrar en tu rutina diaria actividades que puedan ayudar a relajarte: ejercicios de respiración, meditación, compartir tiempo en familia o escuchar música.

Realiza actividad física regularmente

Para conseguir un bienestar integral, debemos implementar rutinas de ejercicios a diario. La actividad física no solamente nos ayuda a mejorar el estado físico, sino también nuestra salud emocional, contribuye a la prevención de enfermedades, ayuda a disminuir el estrés y nos permite dormir mejor.

Equilibrio mental

Una mente sana ayuda a tener un cuerpo sano. Situaciones como el estrés, la ansiedad o el cansancio son señales de que el estado mental no es del todo saludable. Revisa aquello que en tu día a día no te permite equilibrar tus emociones y trabaja en ello. El bienestar emocional va de la mano con el bienestar físico.

Recuerda poner en práctica estos hábitos saludables en tu día a día. Es momento de cuidar nuestra salud más que nunca y la de los que te rodean. Sigue conectado nuestro blog con las recomendaciones para el cuidado de tu salud y la de tu familia.

Categorías
Salud

Mitos y realidades sobre la salud de la piel

Mantener una piel sana es importante para nuestra apariencia física y también para nuestra salud. Estamos hablando nada menos que del órgano humano más extenso. Sin embargo, muchas veces pasamos por el alto los cuidados que debemos tener y asumimos creencias que terminan afectando el cuidado de la piel. Te invitamos a conocer algunos mitos y realidades acerca de la salud de la piel.

¿El estrés puede afectar la piel?

Verdadero. Llevar un estilo de vida estresante puede provocar numerosos problemas para la salud, entre ellas la de la piel. Científicamente se ha comprobado que el estrés “actúa afectando el sistema inmunológico, disminuyendo y activando otras vías que estimulan la inflamación, así como la producción de adrenalina y corticoides que es lo que produce que aparezcan cambios en la piel”.

¿La luz del sol es buena para la piel?

Verdadero y falso. Los efectos de la luz solar sobre la piel se dividen entre beneficios y consecuencias. Por su parte, los rayos UVB son aprovechados por la piel para producir vitamina D, que resulta esencial para la salud de los huesos. Sin embargo “cuando la piel se expone de forma prolongada a rayos UV, estos pueden dañar el ADN de las células de la piel y hacer que haya un crecimiento descontrolado, lo cual puede dar lugar a la aparición de un cáncer”. De esta manera, lo más recomendable es tomar el sol de manera moderada y utilizando bloqueador solar para proteger la piel.

¿La piel se renueva constantemente?

Verdadero. Aunque a simple vista parezca que nuestra piel no cambia, esta se renueva de manera constante. “Las células comienzan a formarse en la capa más interna de la epidermis y poco a poco, en unas dos semanas, va alcanzando la superficie. Así, mientras las células nuevas ascienden, las más maduras mueren y caen”.

¿Las pieles grasas no necesitas ser hidratadas?

Falso. Todos los tipos de pieles requieren cuidados específicos. Por su parte, las pieles grasas necesitan ser hidratadas todos los días, puesto que es propensa a los puntos negros, las espinillas y los granos y suele presentar brillos. Una de las creencias es pensar que las pieles grasas no necesitan ser hidratadas. Sin embargo, esto es falso y su hidratación debe ser diaria, con productos que estén indicados para este tipo de piel.

¿No es necesario utilizar protector solar los días nublados?

Falso. Debemos utilizar filtro solar todos los días del año. Es una creencia que, al no salir el sol, nuestra piel no estará afectada por los rayos UV. Sin embargo, exertos indican que “los rayos UV traspasan las nubes y que se produce un efecto espejo que puede afectar la piel”. Por lo cual, es necesario utilizar protector solar incluso en los días en los que no sale el sol.

Recuerda que para un correcto cuidado de la piel debemos empezar a implementar hábitos saludables en nuestro día a día. Tales como la hidratación, el uso de bloqueador solar y una alimentación saludable.

En GIMED encuentras el mejor aliado para el cuidado de tu piel.  Nuestro producto Block Summer te ayuda a mantener una piel más saludable, porque su especial formulación, además de proteger contra los efectos nocivos del sol, provee ingredientes emolientes y humectantes que ayudan a mantener la piel suave e hidratada.

Encuéntralo en nuestras droguerías aliadas y a través de www.tudrogueriavirtual.com